martes, 7 de diciembre de 2010

ARCADIA CIERRA EL AÑO LITERARIO


DESPUÉS DE UN AÑO DE INTENSA ACTIVIDAD, DARIO OLIVA Y SU GRUPO LITERARIO 'ARCADIA' HACE UN CIERRE DE LUJO EN VILLA MERCEDES-SAN LUIS-FELICITAMOS A TODO EL EQUIPO POR EL TRABAJO REALIZADO, POR LAS PRESENCIAS A LOS ACTOS CULTURALES DEL BICENTENARIO, POR TENER EN CUENTA LOS BLOGS DE ESTA AMIGA Y APRENDIZ DE POETA Y POR INVITARME A DIALOGAR SOBRE UN TEMA APASIONANTE, COMO ES EL MUNDO DE LOS BLOGS, UNA NUEVA HERRAMIENTA PARA COMPARTIR NUESTRO TRABAJO PERIODISTICO Y LITERARIO.

Encuentro de Escritores en el I.F.D.C. de Villa Mercedes (San Luis)

El Grupo Literario Arcadia invita al público en general al Encuentro de Escritores que se llevará a cabo el día viernes 10 de diciembre de 2010 a las 18 hs. en el Teatro del Instituto de Formación Docente Continua, sito en 9 de julio 1147.



PROGRAMA


· Muestra Pictórica de los artistas: Darío Vilche, María Verónica Sevilla, Olga Barrera Muñoz y Diana Mirta Muñoz.
· Stand de libros a la venta.
· Palabras de bienvenida a cargo del Pte. Fundador de Arcadia, Darío Oliva.
· Muestra del Power Point Institucional de Arcadia.
· Disertación “El Libro en el contexto de la Globalización” a cargo de la Lic. Amelia Arellano, escritora de San Luis Capital.
· Momento musical.
· 1ª Mesa de Lecturas. Invitados de San Luis Capital y otras regiones.
· 2ª Mesa de Lecturas. Invitados de Villa Mercedes.
· Disertación “Blogs Literarios en Latinoamérica” por la periodista y escritora Evelia Pérez Nicotra.
· Momento musical.
· Disertación “Aproximación a la simbología en Onírisis de Paulina Movsichoff” por la Prof. y escritora Rosa Elvira Soda junto a miembros de Arcadia.
· Entrega de Certificados a los asistentes al Taller Literario Arcadia 2010.
· Cierre Musical.
· Cena en el restaurante “La Mesa está servida”, sito en Balcarce 216 (cerca de plaza Lafinur).

Al amor ausente


De nada vale hablar de amor
si ya he perdido
la serena placidez de la esperanza,
todo rastro de pasión
ha sido herido,
todo el cuenco del perdón
se ha partido.

Si nada queda de mí
no hay estrategias,
ni alegrías de idilios,
ni primaveras,
ni una mirada sostenida
ni atrevida,
porque no logro alimentar
mis utopías.

A quien le voy a decir
que irremplazable,
fuiste en mi vida
a pesar de las ofensas.
Solo regresas a mi
en los recuerdos
que me sacuden
de la noche a la mañana,
mezclando amor con desatino,
urdiendo tramas oscuras
con la muerte,
que decidió tomarte
bruscamente.

Parezco entonces
un halcón herido,
que buscando libertad,
perdió sus alas...

Si ya no puedo volar,
si no hay sonrisas,
si la condena es eterna,
nada te debo,
porque las culpas son
heridas sin remedio,
y solo el vacío, responde mis reclamos.


María Evelia Pérez Nicotra
Del libro: ‘Alguna vez, la vida’