miércoles, 12 de enero de 2011

ALMA DE POETA


Tengo frío en el Alma, aunque me afano
por desmentir los ecos de su llanto.
¡Ella…que fue la musa de mi canto,
madrina de mi arte provinciano!


Teniendo Ella calor, no había quebranto :
Pinté de verde el mundo con mi mano.
Soplé sobre un barranco y surgió un llano;
pude arropar la pena con su manto.


Poemaba con mi vida –no versando-
¡romántico IDEALISMO POLVORIENTO!
Me prendí las insignias de su bando.

Hoy desoigo, de mi Alma, su lamento,
Camino mi camino…vacilando,

mientras tiembla,

del mundo,

su cimiento.

Nota: Este poema, es un aporte de la Localidad de Montijo (Badajoz - España)
http://paquiquintanavega.blogspot.com/