martes, 9 de marzo de 2010

Poema Nº I




La bruma, es su alarde agitado dice cuanto hay
no hay nada cuando nada se espera
aunque esperar sea siempre tanto.
Quédate conmigo cuando vengas,
porque yo no me iré a ningún lado.

Desviste tu corazón y déjalo caer hasta mis manos.
Hace tanto que no siento el aliento de un beso
que al tomar del aire que recorre cerca de tus labios
pareciera desenmascarar el mejor aroma del mundo.
Cada pieza de tus ojos viene hasta mi
dejando que la palidez del otoño parezca linda
solo linda...

Porque para hermosa solo estás tú.
Solo en el principio del corazón está quien eres
y se por ello, sin esperar nada de ti
Que tendré mucho más de lo que quiero.
No alcanza una vida entonces para recorrer tu corazón
y sentir que por alguna razón, he terminado de hacerlo.

Rodrigo Julián Fernández
Un aporte de 'Poetas siglo XXI'

1 comentario:

  1. Cuando casi son las 6 de la mañana, de este fresco 9 de marzo de 2010, encuentro de casualidad, un poema de Rodrigo y acá lo comparto con ustedes sin pedírselo. Escribe como pocos jovenes de su tiempo y creo que vale la pena leerlo y transportarnos a su diálogo íntimo y profundo. Espero lo disfruten.

    Otro Comentario:
    La foto de la portada, la tomé cuando viajaba a La Carolina, con un grupo de escritores, el 28 de enero de 2010. Allí, además del agreste paisaje y el aire puro, nació el Museo Internacional de la Poesía Manuscrita, que ampara originales de varios escritores, para homenajear a un filósofo y multifacético hombre de nuestra tierra.

    Muy cerca, los restos de Juan Crisóstomo Lafinur, el poeta que fue traído de un injusto exilio desde Chile, por gestión del Gobernador de San Luis, Dr. Alberto Rodríguez Saá, descansa en su pueblo natal.

    En el blog: http://argentinayamerica.blogspot.com, pueden ampliar datos de este lugar increíble.
    María Evelia Pérez Nicotra

    ResponderEliminar